Sábado, 13 de mayo

No soy fan del 13. No es mi número favorito, sino el 21, aunque cualquiera que acabe en 7 también me hace gracia.. Realmente, no le tengo amor a ningún número ni creo que dé suerte, pero .. si tuviera que quedarme con uno, como ya dije, sería el 21.

Pero hoy es 13 y es sábado. Estamos libres de casarnos, embarcarnos, follarnos o quedarnos sentados en el sofá mirando las típicas series que echan un sábado por la tarde (huyendo de las películas de “sábado por la tarde” que también tienen su qué).

Lo bueno de esta tarde es que el sol está pegando por el balcón pero no me da de lleno, sopla algo de viento que alivia el calorcillo y apetece un café.

Quizás estaría mejor con la mochila paseando por el parque y sacar fotos de los rosales, antes de que en pocas semanas el calor que ahora es bello y sube los niveles de endorfinas, pase a ser devastador y seque los jardines y muestren lo que es este país, que sólo brilla en primavera o en otoño, porque la naturaleza ya hace lo que el hombre ni se le ocurre ni se preocupa (véase otros países que sus jardines son gloria bendita todo el año).

Romperé una lanza por los jardines de la Alhambra. Creo que es el único jardín hasta la fecha que es el paraíso en la tierra, a pesar de era agosto cuando fuimos y hacía un sol de justicia.

Si consigo moverme un poco quizás llego a la cocina y me hago un café.

Anuncios

#alhambra, #cafe, #calor, #flores, #fotografia, #jardin, #paz, #rosas, #tardes, #verano, #viento