14 de mayo, madrugada del 15

se van acabando las horas del día, o de la noche, en minutos cambiamos de día,

pequeños cambios tienen grandes resultados, y no es que vaya a vender la leche de soja (ni a entrar en polémicas), pero es un alivio no tener ardor, reflujo, pesadez, vientre hinchado como la chica del anuncio (y  a mi no me hace nada el “aerored”, pero están buenos, como caramelitos-que no lo son),

que al final he comprado un litro de leche de soja y mira por donde, me ha ido bien (dos de dos),

las ventajas de no tener la 2º guerra mundial en los intestinos es que disfrutas de otras cosas de la vida, y es que la frase que dice cierto cocinero famoso vale su peso en oro : la buena digestión es la que no se nota,

tampoco vamos a entrar en el nirvana,

Anuncios