Ganas de aprender

Creo que ya lo he comentado en alguna ocasión, que soy estudiante profesional.

Hace tiempo que no estudio por el placer de aprender, de saber, aunque luego lo olvide.

En la escuela y luego en al facultad tenía la misma técnica: meterlo en la cabeza, que ya en algún momento serviría pralago (menos en los exámenes, nunca encontraba dónde lo había memorizado).

Aprender día a día en cada momento con cada experiencia.

Ahora tengo un par de proyectos: la falda, que ya me ha llegado el papel de patronaje!!! y ordenar mi onirograma, para que no se queden en palabras vacías.

Terminar el curso de espectroscopía y poner privado mi cuenta de Instagram.

Pero hablaba de estudiar, qué de tiempo, ya no tengo tiempo; leo por encima y saco la idea del párrafo, ya está, así me esto leyendo El día en que los leones comerán ensalada verde. No os lo recomiendo, pero tambiés os digo que cuando acabe sólo habré leído el 70% del libro.

 

Anuncios

algo de coach

Resumen de la maravillosa entrada de PI

30 cosas que debes dejar de hacerte a ti mismo

  1. Deja de gastar el tiempo con las personas equivocadas.
  2. Deja de huir de tus problemas.
  3. Deja de mentirte a ti mismo.
  4. Deja de poner tus propias necesidades en un segundo plano.
  5. Deja de poner tus propias necesidades en un segundo plano.
  6. Deja de aferrarte al pasado.
  7. Deja de tener miedo a cometer un error.
  8. Deja de reprenderte por los errores del pasado.
  9. Deja de intentar comprar la felicidad.
  10. Deja de mirar exclusivamente a los demás para ser feliz.
  11. Deja de ser inactivo.
  12. Deja de pensar que no estás listo.
  13. Deja de involucrarte en relaciones por las razones equivocadas.
  14. Deja de rechazar nuevas relaciones sólo porque las antiguas no funcionaban.
  15. Deja de intentar competir contra todos los demás.
  16. Deja de estar celoso de los demás.
  17. Deja de quejarte y sentir lástima por ti mismo.
  18. Deja de guardar rencores.
  19. Deja de permitir que otros te bajen a su nivel.
  20. Deja de perder el tiempo explicando a los demás.
  21. Deja de hacer las mismas cosas una y otra vez sin descanso.
  22. Deja de pasar por alto la belleza de los pequeños momentos.
  23. Deja de intentar hacer las cosas a la perfección.
  24. Deja de seguir el camino de menor resistencia.
  25. Deja de actuar como si todo está bien si no lo está.
  26. Deja de culpar a otros por tus problemas.
  27. Deja de intentar ser todo para todos
  28. Deja de preocuparte tanto.
  29. Deja de centrarse en lo que no quieres que suceda.
  30. Deja de ser ingrato.

 

Monas

al final te adaptas y te haces al sitio donde habitas, y cohabitas con otras costumbres (parecidas a las tuyas que no vivo en China);

pues eso, monas y cocas, que la primera vez que lo oí entendí lo que entendí (sobre todo con lo segundo “la coca estaba incluida con la entrada”… a la verbena de san Juan),

en fin, llevamos ya siete (por la mayor, que es nuestra ahijada), pero a estas alturas le caen chocolate a todos,

que empacho llevamos

todavía se lo pasan bien esperando qué figura de chocolate les habremos comprado y las caras cuando le hincan el diente, más la recopilación de trozos para luego más tarde-que te vas a empachar-deja ya de comer chocolate-vete a jugar un rato;

quién sabe cómo será el año que viene

los planes aquellos que tenía para con mi cuarto y pasar el dvd siguen en el limbo, la verdad, pero están conllevando a otros, paralelos, donde resuena la palabra minimalismo, vaciar todo lo que tengo,

que si me voy mañana quién va a querer todos los trastos que guardo entre cajas y carpetas,

tengo 40 años metidos en fundas de plástico, y menos de un año para darle carpetazo

Al lado de casa

Estaba jugando al parchís y me han matado al lado de casa, saliendo. Justo ahí. Con sólo una casilla de vida.

No es justo!! A ver si nos dejan jugar, tanto ansía por matar. Y entonces descubro que saco 5, salgo y voy en pos de la primera ficha que pueda comer para adelantar 20 lo más rápido posible.

Supongo que así la vida.

Es injusto que nos pasen cosas, que nos “hagan” cosas, pero luego no nos damos cuenta de que hacemos lo mismo (si podemos), sin darnos cuenta (o sí), al azar o planificándolo.

Sin entrar en detalles de la lista que le tengo preparada al Karma (para que no se olvide de nadie), intento cumplir una de las frases de Confucio (supongo que era suya):

Si ves a un hombre bueno, imítalo;

si ves a un hombre malo, reflexiona sobre ti mismo.

Pues así estamos. Crispados. Pim- pam. Todo el día (podría ser la letra de un reggeaton). Lo bueno de descargar testosterona es que no te la llevas a casa (que las mujeres también tenemos, que conste).

No voy a escribir un libro sobre cómo ser borde en el trabajo y sobrevivir en el intento, pero sí daré unos consejos sobre cómo sobrevivir al día a día (realmente aplicable en cualquier ámbito):

1-Sé sincero contigo mismo. Si no estás de acuerdo con un trabajo (con lo que sea), di No. Exprésalo (educadamente), si finalmente debes hacerlo , al menos quedará cuál era tu opinión (razonada) al respecto.

2-Si es sí, luego no protestes.Si aceptas un encargo pero al minuto siguiente protestas, sólo alimentas el mal karma y estás infantilizando tu comportamiento, dejando como “adulto” responsable al otro, que se tiene que preocupar de ti (y sólo de ti).

3-No entres en enfrentamientos que se pueden convertir en encerronas. Dignidad de hielo. Elegir las batallas.

4-Ríe. No dejas de ser una gran profesional ni de trabajar; también hay momentos divertidos que amenizan el tedio del día a día (aunque sean los diez minutos para el café o el bocata).

Compañeros o jefes que no son cómo deberían ser, haylos, pero entonces vuelvo a Confucio. A veces digo cuatro frescas, quedándome tan ancha… Otras me doy media vuelta y no entro al trapo. Otras me equivoco. Y es por eso que no escribo un libro.

 

 

Primer paso: el patrón

He estado mirando la página de oh mother of mine 

Ya tengo los planos para hacer el patrón de una falda!! ahora necesito cosas súper básicas como Papel de Patronaje donde plasmar dicho patrón.

Lo he pedido por Amazon, me llega en unos días.

De paso tengo que buscar la cinta métrica y medirme cintura, caderas y cómo de larga quiero la falda.

Tengo una tela muy fea que estaba de oferta y practicaré con esa. Cuando digo fea me quedo corta. Pero que menos. Era eso o coger una sábana vieja para practicar.

Creo que tengo hilo blanco. Y todavía recuerdo cómo se hilvana. En fin.

Venga, va, os enseño el dibujo